Regalos para mamá: una agenda artesanal

Una agenda artesanal es un obsequio útil y original para sorprender a mamá en su día. Solo necesitas un cuaderno, un rotulador y todos los materiales que tengas para decorar.


Las agendas telefónicas son una clásica opción para regalar en el día de la madre. No gastes dinero ni te quedes en las típicas y sobrias agendas de cuero. Dale un toque colorido y personal a tu regalo, elaborando y decorando una agenda con tus propias manos, y utilizando todo lo que encuentres en tu caja de materiales.

Vas a necesitar:

Un cuaderno de espiral
Una lapicera de fibra
Tijera
Papeles de colores
Cartulinas
Recortes de telas y cartones
Rotulador negro
Botones
Cola vinílica

Pasos a seguir:

1. En primer lugar, haz una linda carátula en la primera hoja del cuaderno (“Teléfonos”, “Mis contactos”, “Agenda telefónica” o el título que prefieras), con la lapicera de fibra.
2. Escribe una letra en la  esquina superior derecha de cada hoja, siguiendo el orden alfabético. En cada hoja irán los números telefónicos de los contactos que comiencen con esa letra. Si las hojas no son suficientes, agrupa las letras (A-B, C-D, y así sucesivamente).
3. Forra las tapas con papel o cartulina. Para darle más variedad, pega trozos de papel en forma de collage hasta cubrir la superficie de ambas caras.
4. Decora esta base de papel, pegando a tu gusto todos los materiales a disposición. Haz un acabado prolijo delineando los bordes con  rotulador negro.

Los diseños y técnicas para decorar las agendas son innumerables. No limites tu creatividad y juega con los materiales y colores. Adecua la decoración al estilo de la destinataria del regalo: muchas cintas y botones para las más divertidas, solo collage de papeles para las más sobrias, cartones pintados y papel reciclado para las más naturistas… Las opciones para decorar agendas son múltiples, y siempre tendrás la certeza de hacer un regalo de suma utilidad en cualquier ocasión.

Teatro de títeres con una caja de cartón

Hacer un teatro de títeres es muy sencillo, y solo requiere una caja de cartón, pinturas y una trincheta.

Los títeres son la manualidad ideal para desarrollar la creatividad de los más pequeños, tanto en la elaboración de los muñecos como en las obras teatrales que pueden realizarse con ellos. Para hace funciones de títeres de primer nivel, es necesario tener un escenario donde interactúen los personajes.

En la confección de este teatro de títeres utilizaremos un material hallable en todas las casas: una caja de cartón grande. Si no sabes qué hacer con la caja del televisor nuevo o has acumulado cajas tras una mudanza, con un poco de imaginación y algunas pinturas podrás reciclarlas junto a tus chicos para hacer un colorido teatro de títeres.

Materiales:

Caja de cartón
Trincheta
Pintura
Lápiz
Papeles de colores
Vara de madera
Tela

Elaboración:

  1. Desarma la caja con la ayuda de la trincheta, de manera que quede una cara frontal y dos laterales, que serán la estructura del teatro. Para una mayor firmeza, deja parte de la base en cada una de las caras.
  2. Recorta una ventana rectangular en la mitad superior de la cara frontal. Esta abertura será el escenario donde aparecerán los títeres.
  3. Haz un orificio en cada una de las caras laterales, y pasa la vara de madera con la tela, en forma de cortina. Éste será el telón que permanecerá en el fondo de la escena, ocultando a los titiriteros.
  4. Ahora, ¡a decorar! Tienes dos opciones: dibujar con lápiz un diseño sobre el cartón y pintarlo (puede ser alusivo a la obra a realizar, o un diseño básico con figuras geométricas); o pintar todo el cartón con un color de base y, una vez seca la pintura, pegar diversas figuras de papel. Si no tienes pintura, puedes forrar toda la caja con papel, dibujando diseños sobre éste.

Cubos de madera para bebés

Estos cubos de madera para bebés son una delicada opción para regalar a los más pequeños de la familia.


Los regalos para bebé artesanales conservan el inconfundible encanto de otra época, a la vez que demuestran delicadeza y especial atención. Con unos cubos de madera y un poco de creatividad, puedes fabricar un estupendo juguete para regalar a los bebés de la familia, dándole un toque personalizado que no se puede encontrarse en tienda alguna.

Necesitarás:

15 cubos de madera, de unos 6 centímetros de lado
Papeles con diseños infantiles
Pegatinas con letras (cada cubo lleva dos letras)
Pegatinas o recortes de figuras con motivos infantiles: animales, lunas, casas, sonajeros (también dos por cubo)
Cola vinílica
Pinturas en colores pasteles
Papel de lija
Laca en aerosol

Pasos a seguir:

1. Recorta los papeles del tamaño exacto de los lados del cubo. Recorta las figuras y pegatinas del tamaño adecuado.
2. Planea el diseño de cada cubo combinando los lados opuestos. Cada cubo va decorado con dos letras, dos papeles y dos figuras. Los pares van en las caras opuestas entre sí.
En el caso de las letras, una tradicional forma de ordenar su disposición en los cubos es la siguiente: A/Z, B/Y, C/X, D/W, E/V, F/U, G/T, H/S, I/R, J/Q, K/P, L/O, M/A, N/E, O/I.
3. Pega los cuadrados de papel sobre dos caras opuestas. Trata de no repetir el diseño sobre el mismo cubo.
4. Pinta las cuatro caras restantes intercalando los colores. Sobre estas caras pintadas pegarás las letras y figuras.
5.    Termina de decorar con la pintura, dándole el terminado que prefieras.
6. Pasa papel de lija por las aristas del cubo, para dar un acabado prolijo y evitar bordes filosos.
7. Para otorgar un brillo final, puedes pasar laca en aerosol u otra capa de cola vinílica.

Combate la humedad de los armarios

Conoce algunos trucos caseros para combatir la desagradablehumedad en los armarios, y mantener tu ropa y zapatos secos y con buen aroma.


La humedad en los armarios, sobre todo en los meses de invierno, es un problema frecuente que no solo estropea las paredes y muebles, sino que también deteriora la ropa. ¿Has tenido que mandar al lavarropas las prendas que ibas a ponerte? ¿Estás cansado de que las camisetas en el rincón del closet estén frías y mojadas? Conoce algunos trucos para evitar que tus prendas se impregnen de ese desagradable olor a humedad y prevenir la reproducción de polillas y hongos atraídos por los muebles húmedos.

El uso de pastillas, aerosoles o productos químicos para combatir la humedad puede ser perjudicial para las prendas y, sobre todo, para la salud. Por ello, te recomendamos algunos remedios caseros para terminar con el problema de la humedad en los guardarropas de forma inofensiva y natural:

– Ventila los armarios con frecuencia.

– Controla el uso de la calefacción. El aire acondicionado caliente es bastante húmedo, por lo que su uso excesivo puede aumentar el problema de humedad en el ropero. Entre 17ºC y 19ºC es una temperatura adecuada para no propiciar la humedad en los ambientes.

– Coloca en los estantes, cajones o el suelo del armario algunos materiales que absorben la humedad: trozos de carbón vegetal, tizas o bolsitas de arroz. Cambia periódicamente estos materiales para mantener su efectividad.

-Si el armario es movible, colócalo de forma que circule aire entre el mueble y la pared. Si está construido sobre la pared, puedes mantener la ropa aislada de la humedad colocando planchas de telgopor sobre las paredes.

– Para conservar mejor los zapatos, antes de guardarlos coloca en su interior papel de periódico arrugado. Es conveniente no guardar los zapatos apilados, sino en cajas separadas.


– Una idea eficaz y estética es fabricar bolsitas de tela o tul con arroz, sal y flores de lavanda, para conservar las prendas sin humedad y con un suave perfume. Para dar un toque decorativo al armario, cierra las bolsitas con cintas de bebé de colores. Estas prácticas bolsitas aromáticas son una fácil manualidad y sirven para perfumar todo tipo de muebles y ambientes.

Portalápices para el Día del Padre

Con una lata y unos palillos podrás hacer un bonito portalápices para el día del padre.


Se acerca el día del padre y queremos sorprender a papá con un bonito regalo artesanal… Con materiales que ya tienes en casa puedes elaborar llamativos obsequios, como este original portalápices. Además de ser muy fácil de realizar, este objeto resulta muy funcional para ordenar los útiles de trabajo y da un toque elegante y decorativo al escritorio.

Necesitaremos:

Una lata de conservas
Palillos
Pinturas
Pegamento
Barniz transparente

Cómo se hace:
Toma una lata de conservas vacía, de tamaño mediano, y límpiala bien. Por otro lado, desarma unos diez palillos grandes, y pinta cada palillo con un color. Una vez seca la pintura, pega los palitos por el lado liso, rodeando la superficie de la lata e intercalando los colores. Deja secar el pegamento, y dale una terminación brillante con una capa de barniz transparente. Ya tienes un regalo original, económico y muy útil para sorprender a papá en su día.

Otras opciones:

  • En vez de palillos, puedes utilizar palitos de helado pintados, pegándolos alrededor de la lata de la misma manera.
  • También puede forrar la lata con cartón corrugado del color que prefieras, y decorar con cordones de rafia.
  • Si tienes un poco de pintura, pinta la lata con los diseños que más se adapten al estilo del homenajeado.
  • Pega dos latas pequeñas a una lata grande para hacer un práctico organizador. Recúbrelo con papel o píntalo para disimular las uniones.

 

Antifaces artesanales

Los antifaces artesanales son una exótica y divertida opción para un cotillón o una fiesta de disfraces. Conoce las diversas posibilidades de colores, materiales y formas que puedes darle a tu antifaz.

Para una fiesta muy divertida y llena de misterio, en el cotillón no pueden faltar los clásicos antifaces. Imitando los carnavales venecianos o los bailes cortesanos del siglo XVII, también están de moda las fiestas temáticas donde todos los invitados deben llevar antifaz, ocultándose tras modelos coloridos y elegantes.

Puedes hacer tus propios antifaces sin gastar demasiado dinero y creando las formas y diseños que más te gusten. Aquí tienes un molde básico  para recortar, dejando las aberturas de los ojos y los orificios por los que pasar el elástico o cinta:

Hay muchos materiales que se pueden utilizar. Para la base, puede emplearse cartulina, cartón o goma eva. Este último es recomendable por su flexibilidad, su comodidad y los bonitos colores disponibles. Para decorar, pega lentejuelas de diversos colores con una pistola de silicona. Puedes cubrir toda la superficie o solo el contorno de la máscara y los ojos. También puedes hacer detalles decorativos con brillantina. Utiliza la grapadora para fijar algunas plumas a la parte superior del antifaz o en un costado, para darle un acabado majestuoso.

Si lo prefieres, puedes sustituir el elástico por una varilla sujeta en uno de los extremos del antifaz. Así crearás un antifaz de estilo antiguo, para cubrir y descubrir el rostro cuantas veces quieras.

 

Reciclaje de velas con esponjado

Reciclaje de velas con la técnica del esponjado, para recuperar el brillo y el color de las velas viejas.

¿Tienes en casa velas viejas o deterioradas, de apariencia impresentable? Te enseñamos una sencilla técnica de esponjado para restaurar la superficie de las velas, recuperando el brillo de la cera y convirtiéndolas nuevamente en bonitos objetos para decorar la mesa.

Solo necesitarás:

Vela a restaurar
Una esponja natural
Brocha
Pinturas acrílicas

Procedimiento:

Extiende la pintura acrílica sobre la esponja húmeda, utilizando una brocha. Pasa la esponja sobre la superficie de la vela, dando suaves golpecitos. Ten cuidado de no arrastrarla, para que la cera no se deteriore. Utiliza pinturas de varios colores para dar mayor atractivo a las velas, superponiendo capas de cada color. Para lograr un toque distintivo, emplea pintura dorada o plateada en algunas zonas de la vela.

Jabones artesanales de glicerina

Aprende los sencillos pasos para elaborar jabones artesanales de glicerina, una manualidad básica que permite integrar las variaciones que prefieras.

 

Ya sea para decorar, regalar o usar en el hogar, los jabones artesanales están a la vanguardia en el mundo de las manualidades. Las variedades de jabones que se pueden elaborar son incontables, ya que pueden emplearse diversos materiales y dar a los artículos las formas más originales.

Pero para instalar nuestra propia fábrica de jabones, lo primero es conocer los pasos básicos para realizar este producto de forma casera. Luego podremos agregar las variaciones que deseemos para realizar jabones más sofisticados. En este caso, aprenderemos a realizar jabones de glicerina, que no solo ofrecen colores brillosos y muy decorativos, sino que también cuidan la piel, al ser de material neutro.

Materiales:

glicerina en bloque
moldes resistentes al calor
extracto o aceite esencial para aromatizar (de una a tres cucharadas cada medio kilo de glicerina)
colorante líquido (la cantidad es opcional, dependiendo de la intensidad que prefieras)
pulverizador con alcohol

Elaboración:

1. Cortar el bloque de glicerina en trozos pequeños, colocar en un hervidor y cocinar a Baño María hasta que la glicerina quede líquida. Para evitar los riesgos del sobrecalentamiento, es conveniente apagar el fuego antes de que el jabón se derrita totalmente, dejando que los trozos sólidos se desintegren solos, con la olla tapada.

2. Colocar en un recipiente de vidrio e incorporar el aceite aromatizante, removiendo bien para que no queden manchas de fragancia. Luego coloca el colorante poco a poco, hasta lograr el color que deseas. Puedes elegir los aromas y tonalidades que más te gusten.

3. Mezclar y verter en los moldes, rociando con alcohol para evitar la formación de burbujas. Dejar que repose durante más o menos una hora, hasta que el jabón se solidifique. Solo queda envolverlo con papel celofán para hacer un lindo regalo, o colocarlo directamente en el baño para su uso cotidiano.

A tener en cuenta:

-De medio kilo de glicerina se obtienen aproximadamente seis pastillas.

-Puedes comprar moldes especiales para jabones o velas, o emplear recipientes que tengas en casa. Recuerda que los moldes deben ser flexibles para desmoldar los jabones fácilmente. Si usas un molde más rígido, rocíalo previamente con vaselina, para que el jabón no se adhiera a las paredes.

-Puedes derretir la glicerina en el microondas, utilizando un recipiente de vidrio especial para este horno, tapado. Calienta el jabón hasta que llegue al punto exacto en que queda líquido.

-Antes de colocar la preparación en los moldes, puedes agregar ingredientes aditivos como hierbas aromáticas, aceite de almendras, avena o sales de baño. Se recomienda utilizar una cucharadita de aditivo por cada medio kilo de jabón.

-A base de jabón puede derretirse innumerables veces, por lo que es posible reutilizar el jabón que sobra para fabricar nuevos jabones.

Invitaciones de pergamino para Quince Años

Invitaciones de pergamino para Quince Años, una fácil opción para sorprender a tus invitados con originales tarjetas.

La magia de la fiesta de Quince Años se inicia con una bonita tarjeta de invitación. Una tarjeta cuidada y original adelanta a los invitados lo especial que será la celebración, y por ello es importante poner atención en los detalles de su elaboración. Hacer tarjetas artesanales en casa no solo nos ahorra dinero, sino también permite dar a la invitación un toque personalizado inconfundible.

En esta ocasión, te enseñamos a confeccionar unas elegantes tarjetas de Quince con forma de pergamino, muy sencillas de hacer y fuera de lo común respecto a las tradicionales invitaciones en sobre.

Materiales:

Invitación impresa en papel para tarjetas en color neutro.
Tijera
Cartulina del mismo color que la letra de la invitación
Papel reciclado en tonos a juego con los colores elegidos
Cinta de seda

 

Cómo se hace:

Recorta el cuerpo de la invitación en forma de rectángulo, de aproximadamente 15 por 10 cm. Pégalo sobre un rectángulo de la cartulina de color, con medidas de 18 por 12 cm.  Recorta un rectángulo de papel reciclado con las mismas medidas, y coloca sobre él (sin pegar) la invitación. A continuación, arróllalo en forma de pergamino, y átalo con la cinta de seda (del grosor que prefieras) a tono con los colores escogidos. En un rectángulo pequeño de papel reciclado, escribe el nombre del invitado y átalo a uno de los extremos de la cinta. Puedes decorar con flores secas o de tela en la misma gama de colores.

Para proteger el pergamino, colócalo en cajitas de cartón reciclado individuales, cerradas con cinta del mismo color y decoradas con las flores secas. Escribe el nombre del invitado en la tapa.

 

 

Marionetas de papel maché

Siguiendo unos sencillos pasos y utilizando toda tu imaginación, podrás fabricar marionetas de papel maché para divertir a los más pequeños.

Las marionetas no solo funcionan como alegres elementos decorativos para el dormitorio infantil, sino que también son juguetes muy llamativos para los niños, ideales para desplegar su imaginación a través de la interpretación de diferentes personajes.

En esta oportunidad, aprenderemos a hacer una marioneta con una técnica que ya conocemos: el papel maché. Con este material, lograrás muñecos muy coloridos y resistentes, además de poder moldear las formas que desees.

Necesitarás:

Un globo
Un vaso
Papel de periódico
Papel de cocina
Cola vinílica
Tela
Pegamento para tela
Tijeras
Marcadores
Pintura acrílica
Hilos tanza
Dos varitas

 

Cómo se hace:

El globo inflado será la base para la cabeza de la marioneta. Pega tiras de papel de diario con cola vinílica sobre toda la superficie del globo, sujetándolo sobre un vaso. Sobre el papel de diario pega el papel de cocina, superponiendo varias capas de ambos papeles hasta lograr una consistencia firme y sólida. Deja secar y pincha el globo. Utiliza un trozo de papel para hacer el cuello.

Con la pasta de papel maché, da forma a los ojos, nariz, boca, orejas y pelo. Deja secar y pinta la cabeza con las pinturas acrílicas.

Dibuja sobre la tela dos moldes idénticos con la forma del cuerpo y las manos. Recórtalos y únelos entre sí con el pegamento textil. Decora la vestimenta con los marcadores y con retazos de tela. Puedes darle brillo con algunas piedritas o lentejuelas.

Une la cabeza al cuerpo, disimulando la unión con pedacitos de tela, cintas o hilos de colores. Ahora  solo queda pasar los hilos tanza por las manos y piernas del muñeco, y atarlos a las varitas de madera, con las que manejarás tu marioneta y le darás vida y movimiento a los personajes.